¿Vives una vida por Defecto o por Diseño?